Páginas vistas en total

martes, 22 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Nuria Antón Airún

Cultura Cultura

La Fragua Literaria Leonesa

Nuria Antón: "Versos Encendidos' es un libro muy íntimo"

Manuel Cuenya | 22/03/2016 - 11:15h.

La poeta, narradora e ilustradora Nuria Antón Airún, autora de 'Versos encendidos', sigue escribiendo y dibujando. Y espera que a final de año vea la luz otro poemario de tintes diferentes a su ópera prima.

Amarga y oscura queda la noche
como el café sin azúcar,
si se acaba el amor.
Helados, los campos
al acabarse el sol de verano
si se va tu voz
Sin colores las flores
y pardos los campos
si no respiro tu olor
Se irá la vida
y el humo cubrirá de polución mi cielo
si se va el amor
Si se va el amor
ya no habrá aire en los pulmones para gritar:
 QUÉDATE CONMIGO
('Si se va el amor', 'Versos encendidos', Nuria Antón Airún)

Poeta, narradora, ilustradora, Nuria Antón Airún se considera una escritora que aún está comenzando, que se encuentra más cercana a la poesía que a la prosa, si bien ha hecho sus pinitos en el mundo de la narración -a través de amistades suyas y 'Cuento cuentos contigo', que coordina Flor Méndez Villagra-, género en el que se encuentra, según ella, cada vez más cómoda. A resultas de su vena creativa, está convencida de que pintar es otra forma más de expresarse, que la complementa y le ayuda a interpretar lo que escribe.
Al igual que hiciera el gran Pessoa, A Nuria le gustan los heterónimos. Y ha elegido Airún, que en realidad es su nombre escrito al revés, aunque no oculta su verdadera identidad, su auténtico nombre para firmar sus poemas y sus textos.
Recientemente, ha publicado su ópera prima, 'Versos encendidos' bajo el sello editorial LápizCero, que dirige Xavier Tusalle, quien, en opinión de Nuria, se tomó muchísimo interés en su proyecto, hecho ya una realidad. "Una experiencia muy enriquecedora para mí... Un trabajo de colaboración intenso y bien llevado por parte de ambos, nos entendimos a la perfección desde el primer momento", añade Nuria, quien asegura que dejar que otros lean lo que uno escribe cuando se habla de sentimientos supone un gran desafío. "'Versos Encendidos' es un libro muy íntimo. Habla de sentimientos, de relaciones más cercanas, y de problemas sociales". Un poemario, prologado por la escritora leonesa Cristina Martínez Gago e ilustrado por la propia autora, que se nos adentra en la nostalgia, la soledad, los recuerdos, el silencio, el amor, los sueños... "Mis sueños duermen/ en las veredas de tu cuerpo/ en tus párpados cerrados/ en tu boca/ pronunciándome/ en silencio, /susurro entre sábanas dormidas, /sólo tuyo/ sólo mío. /Eterno idilio de lo desconocido,/ porque no te conozco,/ amor/ y ya te he vivido". Un libro bello, escrito con palabras esenciales y sentimientos, que nos invita a la reflexión, porque Nuria es ante todo y sobre todo poeta, que lleva la poesía dentro de su corazón, que escribe cuando se siente motivada, conmovida, emocionada. Una poesía, la suya, que le brota de las entrañas. Una poesía comprometida, asimismo, con la problemática social actual, como la violencia de género, o la explotación infantil.
"Ya nuestros ancestros se reunían entorno a la lumbre para contar vivencias, cuentos... que conocemos hoy en día como filandones. Muy posiblemente hayamos heredado esta tradición. Este aumento de nóveles escritores es lo que ha propiciado este auge de eventos literarios"
En todo caso, su primer contacto con el mundo de la publicación fue su colaboración con 'Nucarel' (Instituto Cepedano de Cultura, 2014), un poemario del leonés Omar Alvarado, quien la animó a incluir algún poema suyo, además de las ilustraciones que le había pedido para su libro, "una simbiosis perfecta de dos formas de expresión... que aúnan los sentimientos de ambos bajo un mismo telón". Nuria (Airún) acabaría realizando unas sugerentes y sensuales ilustraciones, con la inclusión de un brevísimo y sustancioso poema suyo al final de este poemario: "Quiero tocar esta luna, errante./ Que me lleva a ti, herida/ Luna llena, llena vida./ Te quise y te olvidé/ O tal vez no lo hice, / errante y vagabunda, como la luna/ ... corro hacia ti"
Recuerda que su vocación por la poesía le viene de su infancia, acaso con aquel primer poemario que le regalara su madre, como "algo muy especial y valioso". Se trataba de un libro de Pablo Neruda, uno de sus referentes y uno de los poetas que más admira, al que considera un espejo en el que mirarse. Por otro lado,  dice que tuvo la gran suerte de contar con profesores de literatura que le fomentaron mucho la lectura de los clásicos y la animaban también a hacer poesía, redacciones y relatos. "A mí me gustaba mucho leer y participar en todo este tipo de actividades".
Aparte de Neruda, reconoce la influencia y aportación, en determinados momentos de su vida, de poetas como Lorca, Antonio Machado y Rosalía de Castro. O bien Vargas Llosa, Cortázar, Kundera y Dulce Chacón en el ámbito narrativo. "No noto una influencia especial de ninguno de ellos en mi escritura aunque muchos sí han influido en la evolución de mi pensamiento", apostilla Nuria, que destaca sobremanera 'Rayuela', de Cortázar, libro que ha leído, según ella, en tres momentos diferentes de su vida, y en cada lectura ha redescubierto cosas nuevas.
(Pudes seguir leyendo esta fragua en este enlace): 

viernes, 18 de marzo de 2016

Impresiones sobre la escritura creativa


Gracias, Mar, por publicar estas impresiones acerca de la escritura creativa en La Tronera de Bierzo 7.
Vaya también por mi alumnado de escritura. 

Impresiones sobre la escritura creativa

Por Manuel Cuenya
La escritura creativa, aparte de redactar de un modo correcto, para que resulte inteligible a los lectores/as,  debería ayudar a reflexionar, a emocionarnos, lo cual ya entronca con el arte. Escribir de modo creativo es reinventar el mundo a través de la palabra, que construye/crea pensamiento, habida cuenta de que el pensamiento se articula a través del lenguaje, de la palabra escrita, que a su vez se transforma en imagen poética, en poesía, esa maravilla que, cuando lo es de verdad, se vuelve vida, o aspira a ser vida, como pretende nuestro Premio Cervantes Antonio Gamoneda.
En el fondo, siempre estamos contando, narrando, poniendo en orden el pasado e intentando averiguar qué ocurre en nuestro complejo mundo interior, ese universo sumergido en los confines de los océanos, ese inconsciente/subconsciente que funciona como genuino narrador, al igual que ocurre con la memoria, con el recuerdo. Con la memoria y el olvido. Poderosas imágenes. Como leemos en ‘Hiroshima, mon amour’, de Marguerite Duras.
Cuenta Proust, en ‘El tiempo recobrado’, que “el libro verdadero lo llevamos dentro antes de escribirlo”. Pero la (buena) historia no se escribe sola. Hay que ponerle talento, gancho, fuerza, ganas, tiempo, mucho tiempo (la sangre del escritor/a), mucha escritura y re-escritura, mucha corrección, mucho pulido, porque la literatura (el arte en general) se nutre de la vida pero tiene sus propias reglas y estrategias. Por eso, haber vivido mucho no significa más que eso, otra cosa es cómo lo contamos (la forma) para que eso resulte interesante, para que enganche, para que despierte, en definitiva, la curiosidad de los posibles lectores/as. Lo importante es saber contar, aunque sea con gusanos en la boca, como alguno de los muertos que se nos aparecen en los cuentos de Rulfo (el genio mexicano), o bien el narrador en ‘Sunset Boulevard’, del cineasta Wilder, que la escritora cubana Zoé Valdés rescata en su novela ‘Te di la vida entera’.

(puedes seguir leyendo en este enlace):
http://www.bierzo7.com/33262/impresiones-sobre-la-escritura-creativa/

martes, 15 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Miguel Ángel Ambrosio

La Fragua Literaria Leonesa

Miguel Ángel Ambrosio: "Vivir en mi cabeza momentos de tensión, pasión, dolor, siempre entre los montes leoneses, ha sido apasionante"

Manuel Cuenya | 15/03/2016 - 13:48h.

El periodista y narrador de origen leonés Miguel Ángel Ambrosio, autor de 'El Montaraz' y 'Cartucho', está ahora con otra historia entre manos. Pero prefiere no hablar de la misma hasta que no la termine.

Imprimir
Enviar por correo

 Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota

Miguel Ángel Ambrosio
El periodista y narrador de origen leonés Miguel Ángel Ambrosio, autor de 'El Montaraz', está ahora con otra historia entre manos. Pero prefiere no hablar de la misma hasta que no la termine.
Aunque nacido en Bilbao, el periodista y narrador Miguel Ángel Ambrosio tiene orígenes leoneses,  en concreto en la aldea de Cuénabres, cerca del pantano de Riaño, donde naciera su madre, algo que se traduce en su obra literaria, tanto en su ópera prima, 'Cartucho'  (Ediciones Atlantis, 2011), como en 'El Montaraz' (Ediciones Atlantis, 2015), novelas que están ambientadas en los montes de la provincia leonesa.
Loading
"Haber tenido la suerte de trabajar en ficción y en actualidad me ha enriquecido para apreciar diferentes modos de narración"
'Cartucho', que le permitiera obtener el Premio Isla de Las Letras 2013, es el título impactante de un thriller ambientado en el presente y también en el pasado, un viaje en el tiempo que gira en torno a la amistad/odio y la caza furtiva (con una trama en la que el Generalísimo Franco aparece como cazador) así como la polémica construcción del embalse de Riaño, una obra que podríamos adscribir al llamado género negro (en el que su creador se siente como pez en el agua, "aunque sin anclajes") en la que nos muestra su conocimiento y pasión por el mundo rural. Por su parte, 'El Montaraz' es una historia real que aborda el tema de los guerrilleros antifranquistas en el Bierzo así como una  intrigante sucesión de crímenes cometidos en la época actual, que nos mantienen en vilo. Se trata de una obra en la que Ambrosio ha hecho una fusión de géneros: negro, novela histórica y costumbrismo, entre otros. Una experiencia que le ha resultado muy fructífera. En cualquier caso, el autor vasco con orígenes leoneses se siente orgulloso siendo honesto con la que escribe, porque asegura que no hay ni una frase, ni una palabra dentro de sus novelas que no esté escrita con más intención que la de disfrutar de la escritura. "En ocasiones, cuando lees ciertas novelas, da la sensación de que en ciertos momentos el autor escribe para que guste al lector. Yo no. Yo escribo para que me guste a mí. Y si me gusta lo que escribo, estoy feliz. Luego ya, que a los lectores les encante o lo rechacen, es secundario. Lo respeto, sin duda, pero primero escribo para mí", precisa Miguel Ángel, cuya vocación por la literatura surge en los veranos de infancia que pasaba en la localidad de Cuénabres, donde se fraguaron las primeras historias en su cabeza, a partir de los relatos que escuchaba, las vivencias en las que estaba involucrado, los valores que le impregnaran, que acabarían transformándose en historias plasmadas en papel.
"En ocasiones, cuando lees ciertas novelas, da la sensación de que en ciertos momentos el autor escribe para que guste al lector. Yo no. Yo escribo para que me guste a mí. Y si me gusta lo que escribo, estoy feliz. Luego ya, que a los lectores les encante o lo rechacen, es secundario. Lo respeto, sin duda, pero primero escribo para mí"
Cuenta Miguel Ángel que toda la montaña leonesa, por la que siente admiración y adoración, le ha aportado conocimiento, sentimientos y pasiones, los cuales están presentes en sus libros, cuya escritura, "los años más felices de mi vida desde un punto de vista creativo", le ha reportado un enorme placer, según su autor, quien se ha sentido muy a gusto, mientras escribía sus novelas, metido dentro de las tramas en los montes leoneses, fabricando conversaciones entre cazadores, ganaderos o maquis que luchaban por su vida. "Vivir en mi cabeza momentos de tensión, pasión, dolor, siempre entre los montes leoneses, ha sido apasionante. Disfruté tanto que creo que, antes o después, volveré a inspirarme en esas montañas", matiza este apasionado del mundo rural, que, en su opinión, se va perdiendo, pues la ganadería, la agricultura y la caza en las altas montañas parecen actividades en extinción, lo que le provoca una gran tristeza. "Pero todavía me parece más triste que la mayoría de la sociedad ni siquiera se pare a pensar que están perdiendo sus orígenes. Llegará un día en el que quizás haya comarcas enteras deshabitadas y que nadie lo lamente", apostilla este escritor 'leonés', que siente devoción por otro grande de las letras, en este caso Julio Llamazares, al que considera que se valora poco todo lo que aportan sus libros y artículos. En todo caso, el creador de 'La lluvia amarilla' es sin duda uno de los mejores narradores y poetas no sólo de la provincia de León sino de toda España. Además de Julio Llamazares, Ambrosio siente admiración por otros dos escritores que han fallecido recientemente, a saber, Henning Mankell, reconocido como un maestro de la novela negra sueca, y Ramiro Pinilla, "un autor vasco que escribía con una sencillez y claridad envidiable". Pinilla fue Premio Nacional de Narrativa y creador de una novela, 'Antonio B, el Ruso', cuya terrible historia está protagonizada por un personaje real de La Cabrera.
Este trío de escritores cuentan con elementos comunes que a Miguel Ángel le entusiasman: "la melancolía, la rebeldía de los pequeños personajes, esos que no cambiarán el mundo pero lo intentan hacer un poco mejor y la fidelidad por los valores que les han inculcado".
Su experiencia como guionista en diversas  cadenas de televisión así como de redactor de informativos en Antena 3, Telecinco y La Sexta, entre otras, le ha sido de gran utilidad a la hora de escribir sus novelas. "Haber tenido la suerte de trabajar en ficción y en actualidad me ha enriquecido para apreciar diferentes modos de narración", apostilla este narrador y periodista que ha tenido el placer de trabajar en 'España Directo' o en programas como 'Vaya semanita'. "En 'España Directo' recorrí, como hago desde hace años en La Sexta, miles y miles de kilómetros. Y estar en la calle conociendo historias cotidianas te alimenta el cerebro. De 'Vaya Semanita' lo que más destaco es que trabajé mano a mano con un genio del guión y la actuación, Humberto Gutiérrez. Y eso enriquece", especifica Ambrosio, consciente de que, tanto en su labor periodística como narrativa, su deseo es contar historias, aunque, según él, en el periodismo estás más encorsetado por la inmediatez y por las páginas o los segundos que tienes para una narración, y en un libro no hay más corsés que los que uno mismo se imponga. Si es que se los impone.
(Puedes seguir leyendo en el enlace): 

lunes, 14 de marzo de 2016

Las reflexiones de Tomi

Criado entre dos valles, el de Noceda (familia paterna) y el de Quintana de Fuseros (familia materna), el paisano y amigo Tomás Marqués Vilar acaba de publicar 'Las reflexiones de Tomi', un libro que condensa, en 715 pensamientos, un modo de ser y estar en este mundo, "valores, muchos sentimientos, vivencias, puntos de vista", que definen la personalidad de su autor, el cual, a partir de un accidente que sufriera hace años, le hizo cambiar la vida, la forma de pensar y de ser. Algo que lo marcaría a fuego, que le ha hecho ver el mundo de un modo diferente. 
Ocurre a menudo que un golpe fuerte en la vida nos hace replantearnos nuestro modo de vida hasta entonces. Y eso es lo que le ha ocurrido al joven e inquieto Tomás Marqués, cocinero de profesión y nieto de Licinia y del histórico tamboritero Pepe Mateguines, quienes, al igual que sus padres Tomás y Ana, y sus hermanos Rafa y Amanda, estarán orgullosos de él.  

"La belleza exterior está definida por los ojos de quien mira"


Me alegra mucho que haya llevado a buen puerto su obra, escrita desde 2014, aunque hasta ahora no hubiera podido ver la luz, porque además un porcentaje de la venta de este libro irá destinada  a la Asociación asistencial protectora de animales de la ciudad gallega de Foz, donde vive su autor desde hace años, y también a la Asociación Galban de niños con cáncer de Asturias. "Un compromiso social, el suyo, que le honra como persona, y del que todos y todas deberíamos ser partícipes. Por eso, y por la calidad de este volumen, os invito a que leáis con calma estos aforismos, citas, reflexiones, dichos y aun contradichos", señalo en el prólogo del mismo. 

Me hace mucha ilusión, digo, que un paisano del útero de Gistredo, donde las aguas curativas sacian nuestra sed espiritual y los osos y las osas campan a sus anchas por nuestros montes, haya publicado este volumen aderezado con sabias reflexiones, las que el autor ha ido extrayendo de la vida diaria. Un modo, el suyo, de articular su pensamiento a través de estos dichos y sentencias, aforismos y a veces greguerías, microgéneros que se revelan como grandes y sustanciosos géneros, que nos invitan a repensar la realidad en la que vivimos, que nos ayudan a entendernos más y mejor a nosotros mismos. 




miércoles, 9 de marzo de 2016

Tardes Literarias en Bembibre 2016


Un año más (lujo para Bembibre) vuelven, como las luminosas golondrinas, las tardes literarias en la villa del Benevivere. Y en esta ocasión llegarán en breve, nomás este viernes la poeta y narradora Marta Muñiz Rueda da inicio y andadura a este ciclo literario para solaz de los asistententes, que esperamos sean muchos y muchas. Queremos que se llene el salón de actos de la cuarta planta de la casa de las culturas. Marta vendrá desde la ciudad de León para hablarnos de poesía y narrativa, para tocarnos con su ritmo musical. No en vano ella es profesora de piano. Y una chica que escribe con mucho pulso lírico. Hace poco nos obsequiaba con un libro, Trece cuentos dementes para mentes insomnes (en realidad catorce), que ha resultado ser un magnífico libro de cuentos, porque Marta, además de buena poeta, es excelente narradora. No os perdáis la cita, su charla será este viernes a las 19 horas. 
En abril, el viernes 8, contaremos con la presencia de Pablo Huerga Melcón, el mejor filósofo de la provincia de León, eso creo. Nacido en Benavides de Órbigo Pablo vive y trabaja en Gijón, donde imparte clases de filosofía en un instituto. Su pasión, aparte de la filosofía, es el cine, el mundo audiovisual, a través del cual Pablo explica también su materia. Autor de varios libros, ha publicado recientemente La ventana indiscreta. Una poética materialista del cine, que he tenido el gusto de reseñar en este mismo espacio bloguero. Un ensayo imprescindible para quienes amamos la filosofía y el cine. Una obra que eleva el cine a la categoría de ciencia, ciencia humana, lo cual es un descubrimiento revelador. Asimismo, Pablo, que estudió en la Facultad de Filosofía de Oviedo, siendo un discípulo aventajado del maestro Gustavo Bueno (acaso el mejor filósofo español de todos los tiempos) es un amante de las letras y la buena literatura. Ahora, más que nunca, necesitamos a gente que haga análisis acerca del mundo en que vivimos, cada vez más complejo. Y Pablo nos ayudará a entender más y mejor dónde estamos. 

Ya en mayo le tocará el turno a Ángel Petisme, poeta, cantautor, músico, hombre espectáculo, que ha dado conciertos por todo el mundo y que nos cautivará a buen seguro con su charla-recital, previsto para el 13 de este mes primaveral florido y fermoso. 
Apadrinado por Labordeta y Aute, Petisme estuvo hace algún tiempo en el Bierzo ofreciendo, arropado con otros colegas suyos como Luis Farnox, Carlos el Solito Trovador o Carlos Attadía, un concierto memorable. Sus canciones, al igual que sus poemas, son arriesgadas y hermosas. Me entusiasma La vía láctea.
Petisme ha resultado ser un poeta y rockero que canta y milita en el compromiso, como señala el escritor Luis Antonio de Villena, que incluyera en su antología Postnovísimos. 
Autor de Cosmética y terror o El lujo de la tristeza, entre otros,  es un cantautor comprometido con los desheredados, con todo lo que sabe a humanidad, "un poeta de verdad, de alma y voz", que aparece también en la antología Esto no rima, que coordinara el amigo y poeta Abel Aparicio.  
Para finalizar estas tardes literarias, en el mes de junio, en concreto el viernes 10, nos visitará José Luis Moreno-Ruiz, al que conociera a principios de los noventa en Madrid, en una época en la uno acababa de regresar del país azteca, y Moreno-Ruiz trabajaba en la revista Interviú.  
A José Luis lo seguía, en mis años mozos y universitarios, en RNE, Radio 3, en un programa glorioso (una auténtica universidad literaria y musical) en la segunda mitad de los ochenta. Qué tiempos aquellos. 
Aquel programa de radio era, ni más ni menos, Rosa de Sanatorio (como el bello y sinestésico poema de Don Ramón María del Valle-Inclán). Una maravilla, que jamás olvidaré. José Luis, aparte de narrador y traductor de escritores como Conrad, Stevenson o Cherteston, ha hecho sus pinitos como músico, en solitario y en colaboración con el gran Javier Corcobado (a quien también tuviera la ocasión de ver y saludar hace años en el Albéitar de la Universidad de León, pues daba un concierto). La última vez que nos vimos fue en Madrid, hace ahora un tiempo. Recuerdo que presentaba mi fragua de Furil en la Casa leonesa de la capital del reino. Y allí que se fue José Luis, al que le agradezco, que estuviera en ese acto y que ahora haya aceptado la invitación para venir al Bierzo, tierra que él conoce, creo recordar. 
Unas tardes hilvanadas -se podría decir- por la música, la literatura y la filosofía. No os las perdáis.
 

martes, 8 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Jesús Díez Fernández

La Fragua Literaria Leonesa

"Regreso a los paisajes del alma, viajo en la memoria a las voces del origen"

Manuel Cuenya | 08/03/2016 - 13:16h.

El poeta, narrador y fotógrafo Jesús Díez Fernández, autor de 'Miradas en lo invisible', entre otros, está dándole los últimos retoques a un libro de narrativa 'La nieve sin derretir', que espera se publique a lo largo de este año. Asimismo, ha comenzado a escribir otro libro, que narrará un viaje en el tren de vía estrecha, el viejo Hullero de León a Bilbao.

Imprimir
Enviar por correo
 Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota

Jesús Díez Fernández.
Poeta, narrador y fotógrafo, Jesús Díez Fernández nació en Sopeña de Curueño, aunque vive, como tantos leoneses y leonesas, fuera de su tierra, en este caso en la capital de España. Ferviente devoto de la cultura rural y con un fuerte arraigo a su León querido, él mismo dice, con vena poética, que es como un árbol trasplantado del lugar donde nació. En el fondo, sus raíces y sus ramas siguen aferradas a un paisaje y una cultura rural ya desaparecida, como podemos apreciar en su libro de relatos 'Equipaje del olvido'. Desde Madrid, donde reside, continúa buscando las presencias de lo primigenio, que le hacen regresar a su tierra, siempre con la mirada, con la literatura, con el corazón.
Cuenta que le ha marcado, de una forma total, el lugar de su nacimiento, el río Curueño, "el río del olvido", al que ha dedicado varias de sus obras, entre otras 'A devanar a devanar...', una obra autobiográfica en la que relata su infancia y su primera adolescencia en su pueblo natal. O bien 'El niño del tren hullero', un viaje escrito en prosa poética.
En esencia, Jesús siente poéticamente desde que nació. Y está convencido de que necesita haber escuchado en su interior aquello que luego se pondrá a escribir como si le brotara de dentro. Después de todo este proceso creativo, al autor de 'Sin reloj por la vida' -"una crónica sentimental de los espacios del alma"-, le gusta, desde la reflexión, dudar acerca de las verdades de la vida, el peso de las cosas. "Saber habitar las heridas, el olvido, las ausencias, los paraísos perdidos", añade este creador, que nació siendo y sintiendo como poeta, porque, en su opinión, ser poeta es un modo digno del ser humano de estar en el mundo. "No es el único", agrega él, cuya poesía, que trata de entender como algo vital,  le ha servido para revelar lo oculto de sus sentimientos, "para quitar el velo y hacer que, con las palabras, se desnude la obscuridad que siento. No sé si para el que lea mi poesía, es igual de reveladora".
"En la poesía las palabras son un retrato de mí mismo, imágenes de la memoria, del instante sentido, irrepetible"
Las palabras, imágenes de la memoria
Toda esa poesía, en la que le han influido autores como León Felipe, García Lorca, M. Hernández, A. Machado o Claudio Rodríguez,  es la que surge asimismo en sus imágenes como fotógrafo, porque su mirada sigue siendo poética. Y lo que cuenta en las imágenes lo podría expresar en las palabras de un verso, como ocurre por ejemplo en su último libro de fotografía hasta ahora, 'Miradas en lo invisible'. "En la poesía las palabras son un retrato de mí mismo, imágenes de la memoria, del instante sentido, irrepetible", matiza este "poeta de la metáfora en imagen",  este fotógrafo que se define como paseante solitario, el cual pretende encontrar y narrar. Una obra fotográfica estupenda, que recoge en libros como 'Sendas y espejos', 'Luz y narradores' o 'Miradas y ecos', dedicadas a la belleza del Curueño, o bien 'Viajero sin brújula', en el que nos muestra ciudades mágicas como Lisboa o Estambul, entre muchas otras, a través de imágenes poéticas y poesía impregnada de imágenes, que nos invitan a viajar a esos espacios. "Quisiera destacar algo de lo que busco: el vínculo y el acto de aproximación con el lienzo, donde retratar la belleza del frío y la verdad que sangra. Marcar ese recorrido de un trayecto cómplice, atravesando el cielo y el infierno y descubriendo en los dos lugares, paisajes voluptuosos que fotografiar", precisa Jesús, quien, además, es narrador, que ha escrito y publicado varios libros de relatos cortos. Su narrativa, fundamentalmente autobiográfica, es un retrato de sí mismo. Entre sus maestros en este género literario reivindica a escritores de la talla de Chéjov, Cortázar, Onetti, Carver, Faulkner, Miguel Torga, García Hortelano, J. F. Santos o A. Pereira, a quienes "conviene leer, porque ellos sí han sabido 'cocinar' los ingredientes y hacer relatos magistrales: En todos ellos está el inconformismo de las ficciones literarias, que quieren cambiar la vida, sacarnos de nuestras rutinas sociales y mentales". En el ámbito narrativo, a Jesús le entusiasman escritores como T. Bernhard, John Berger, A. Tabucchi o Manuel Rivas.
Da la impresión de que toda la obra literaria de Díez Fernández estuviera concebida como un viaje (léanse por ejemplo sus poemarios 'Cariátides del sur' o 'Velamen del poniente') habida cuenta de que es un viajero sin brújula, que descubre que existen más de cuatro puntos cardinales, que inicia un vuelo contra el tiempo, un viaje interior, que luego convierte en revelador con imágenes y palabras. "Creo que en este sentido, en la obra de Julio Llamazares, también hay un viaje literario de retorno", apostilla este escritor-viajero, que escribe como si viajara atravesando la noche. Su literatura –señala él– nace de un doble viaje. "Regreso a los paisajes del alma, viajo en la memoria a las voces del origen".

Puedes seguir leyendo esta fragua en el enlace de ileon.com
http://www.ileon.com/cultura/060289/regreso-a-los-paisajes-del-alma-viajo-en-la-memoria-a-las-voces-del-origen 

martes, 1 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Antonio Martínez Llamas

Cultura Cultura


La Fragua Literaria Leonesa

Antonio Martínez Llamas: "Cuando leo a Gabriel García Márquez es cuando sé cuánto me queda todavía por aprender"

Manuel Cuenya | 01/03/2016 - 14:04h.

El narrador, ensayista y médico Antonio Martínez Llamas, autor de 'Asesinar al Rey. El llanto de los dátiles en el Sáhara Occidental' y 'Praga 2007', entre otros, se confiesa árido desde un punto de vista literario, pero a buen seguro ya está pergeñando su próxima obra, ya sea en forma de ensayo, relato o novela.


Novelista, ensayista y autor de relatos breves, Antonio Martínez Llamas ejerce la profesión de médico, siendo asimismo socio de honor del Ateneo Médico Leonés y miembro numerario de la Sociedad Española de Médicos Escritores. De modo que su profesión está interrelacionada con su faceta como literato, pues el médico tiene la ventaja, según  él, de entrar en la casa, en la mente y en la intimidad los/as pacientes. "Ninguna profesión vulnera tanto lo íntimo. Por tanto, por esta situación tan peculiar se ofertan gratuitamente muchos datos. Más tarde, hay que saber procesar lo escuchado y convertirlo en materia literaria", aclara Antonio, que ha dedicado una buena parte de su obra literaria a novelas de corte histórico, como 'La dama de Arintero', dedicada a Juana García, una heroína, una "Juana de Arco" leonesa, que más que una leyenda fue real, según su Martínez Llamas, 'Isabel de Valois', en homenaje a la tercera mujer del rey Felipe II, o 'El enemigo de Roma', que se centra, entre otros asuntos, en el santo italiano Francisco de Asís, por citar sólo algunas, aunque también ha publicado ensayos como 'Felipe II, el hombre' (retrato de uno de los reyes más poderosos de toda la historia), entre algún otro.
"Ninguna profesión, como la de médico, vulnera tanto lo íntimo. Por tanto, por esta situación tan peculiar se ofertan gratuitamente muchos datos. Más tarde, hay que saber procesar lo escuchado y convertirlo en materia literaria"

El ensayo, una aventura apasionante

A propósito del ensayo, Antonio cree que, en su conjunto, es más difícil que la ficción, porque no hay que traspasar ninguna línea roja. "En el ensayo se abren puertas o se cierran –señala–, pero nunca hay cabida para la  mentira. En el ensayo el autor se retrata más allá de lo que desearía, pero así es esta aventura tan apasionante". Una aventura que lo ha llevado a publicar al menos dos libros de relatos breves, 'Cuentos leoneses' y 'Una noche con dos mujeres', en los que su creador aboga por que el relato corto haya de las florituras y la descripción hiperrealista, algo que es bien diferente, en su opinión, en el caso de la novela, donde todo es factible, "incluso la largueza". En cuanto a la ficción histórica, en la que Martínez Llamas es todo un especialista, está convencido de que ésta siempre deberá sustentarse la verosimilitud. Aparte de algunos otros galardones literarios, como Paradores de España o el Francisco de Quevedo, su novela 'Isabel de Valois, reina de España', le valió el Premio Nacional de Novela histórica Alfonso X el Sabio. No obstante, cree que los premios literarios se están embarrando cada vez más. "Muy pocos pueden presumir de limpieza. Y me temo que los sucesos no van a mejorar",  apostilla el autor de otra novela interesante como es 'Asesinar al Rey. El llanto de los dátiles en el Sáhara Occidental', editada por Lobo Sapiens/El Forastero. En cualquier caso, una obra, impregnada de realidad y ficción a partes iguales, que su creador considera haber escrito con el corazón. Y en la que aborda la descorazonadora y nunca resuelta realidad del pueblo saharaui, sometido a un "genocidio blanco... Una verdad que deja en la basura a la España de 1975 y a los Gobiernos de ahora. El Sáhara Occidental es la conciencia quebrada para todos los españoles", según Antonio, quien pone en valor la editorial que se ha encargado de publicar su última novela hasta este momento. "Una editorial valiente y resistente... León debería estar orgullosa de que Lobo Sapiens/El Forastero siga respirando", precisa este leonés, cuya tierra forma parte de su piel "pero sin entender esta situación epidérmica como una llamada al localismo", porque  Antonio huye de las ideas centradas en lo más próximo, y prefiere que los ojos estén abiertos para otros lugares y otras gentes.

(Puedes continuar leyendo esta fragua en el enlace):