Páginas vistas en total

martes, 28 de junio de 2016

La fragua literaria leonesa: Mercedes G. Rojo

Cultura cultura
0 votos
 Disminuir fuente / Aumentar fuente
La Fragua Literaria Leonesa

Mercedes G. Rojo: "No siempre los mejores son los que más trascendencia pública tienen"

Manuel Cuenya | 28/06/2016 - 11:15h.

La poeta y narradora astorgana Mercedes G. Rojo, autora de 'Días impares', tiene varios proyectos literarios entre las manos: alguna colección de relatos, un proyecto de literatura infantil que le apetece mucho, y varios poemarios que comienzan a adquirir su forma definitiva.

Imprimir
Enviar por correo
 Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
Maestra de formación y vocación, como ella misma diría de sí misma, Mercedes G. Rojo ha obtenido diversos premios  con la publicación de poemas y relatos, tanto en antologías como en obras colectivas y aun en revistas y blogs, siendo ganadora con 'Teleno' en el Certamen 'Voces de Mujer', que convoca el Ayuntamiento de Astorga, o finalista en dos ocasiones, con 'Los ojos de la noche' o 'Bajo las aguas', en el concurso de relatos convocado por el Diario de León.
Recientemente, ha publicado 'Días impares', que el próximo jueves día 30 de junio presentará en la Casa de León en Madrid, el 3 de julio en la Feria del Libro de La Bañeza y el 9 de julio en La Comunal del Val de San Lorenzo.
Un libro que incluye no sólo poemas sino relatos escritos en prosa poética, en los que expresa sus sentimientos y una parte de lo que es ella misma, además de lo que piensa y siente sobre lo que acontece a su alrededor, las vivencias de quienes la rodean, lo que ocurre en la sociedad, en definitiva.
Una obra publicada a través de LápizCero, cuyo editor, Xavier de Tusalle, fue quien le propuso la idea del formato del libro, algo que le agradece, "una combinación entre poemas y relatos en cuya elección me dejó, sin embargo, total libertad", reconoce Mercedes: "creo que la decisión fue muy acertada, pues dicho formato permite que el público lector conozca esta doble faceta mía que camina totalmente de la mano. Quizá si él no hubiese aparecido e insistido tanto en publicarme, aún estaría revisando textos". Asimismo, agradece que la escritora y pensadora Marifé Santiago Bolaños le prologara su libro de creación. "Admiro muchísimo su obra literaria, con la que me siento hondamente identificada, sobre todo en aquellas que están ligadas a una tierra, la maragata, cuyas raíces nos unen... Para mí ha sido todo un honor contar con una madrina a la que cultural y literariamente admiro tanto", señala esta autora multidisciplinar, que elige diferentes formas de expresión según el momento y las necesidades de aquello que quiere compartir.
En su faceta como docente, desde la Educación no formal, con población de todas las edades –aclara ella– ha creado libros como 'Vamos a jugar juntos' sobre los juegos tradicionales. En este mismo ámbito, ha tenido la ocasión de actuar y crear guiones propios y adaptaciones para teatro.
Cuenta que en su momento le marcó muchísimo el teatro de Lorca, especialmente el protagonizado por mujeres como Yerma, 'La casa de Bernarda Alba' o 'Bodas de sangre'. Todo un descubrimiento –reconoce–, que hasta entonces estaba habituada a un teatro de corte mucho más tradicional. Posteriormente, descubriría el teatro de Shakespeare y el teatro griego. Ya en la ciudad de León, a resultas de sus estudios y coincidiendo con una buena época, recuerda haber asistido a montajes teatrales realmente espectaculares e innovadores. "Para mí el teatro supone una forma diferente de expresión, de reflexión y de acercamiento a la vida a través del diálogo de los otros". El teatro ha sido, en su opinión, una herramienta pedagógica a través de la cual vencer las limitaciones de expresión, pero también un enriquecimiento estético, una apertura hacia mundos artísticos diferentes donde la literatura se hermana con la música, con el arte plástico en sus más variadas expresiones. "Una forma de divertimento que me permitía llegar a los demás, mientras lo practiqué, también desde mi propio disfrute... El teatro es algo así como un nexo de unión entre la realidad y la creación artística, que favorece tu capacidad expresiva y de comunicación cuando lo practicas y que te abre nuevos campos estéticos cuando lo disfrutas como espectador/a", sintetiza Mercedes, quien también colabora con varias editoriales de Literatura Infantil y Juvenil, ente ellas Alfaguara o Macmillan, en proyectos de Animación a la Lectura, dirigidos tanto a población infantil y juvenil como a profesorado,  entre otros, en propuestas que tienen en cuenta la lectura, la creación literaria, la expresión.
"Para mí el teatro supone una forma diferente de expresión, de reflexión y de acercamiento a la vida a través del diálogo de los otros".
En el apartado de sus propias lecturas, si bien no reconoce una influencia directa y clara en su forma de escribir –aunque sea consciente de que le han abierto nuevos caminos hacia la literatura, hacia la forma de entenderla o hacia la forma de tratar los diferentes temas, que sin duda han ido cambiando con el tiempo–, sí cree que es poco influenciable, en lo referente a su "estilo", como también le ocurre en otras muchas facetas de su vida, porque su capacidad de imitación ha sido siempre muy limitada, "quizá porque la he coartado conscientemente", asegura ella. En todo caso,  sí le gusta hablar de sus lecturas preferidas, según el género, o según los intereses del momento.  Y ahí está la obra en general de su madrina literaria Marifé Santiago Bolaños. O bien Roalh Dalh  y Julio Verne en relación con la literatura juvenil; Antonio Pereira y Manuel Rivas en el relato breve; Antonio Gamoneda y de Wislawa Szymborska en poesía, además de algunas poetas jóvenes leonesas como Raquel Lanseros y Julia Conejo, por ejemplo. En este sentido, Mercedes cree que León es ahora mismo un lugar donde se escribe mucho, "aunque no sé si todo se puede calificar como literatura". Y que seguimos contando  con nombres de referencia internacional como Antonio Colinas, recientemente reconocido con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, o como Gamoneda, nuestro Premio Cervantes, y otros muchos, que forman parte de la nómina de escritores/as reconocidos a nivel nacional y que son de León o se sienten muy unidos afectiva y literariamente a la provincia leonesa. "Nombres ya muy consolidados, que han llevado muy alto el nombre de León y aún lo siguen haciendo, aunque creo que precisamente en su provincia no se les conoce tanto o tan bien como se debiera. También hay otros muchos nombres que emergen en este mundo, con mejor o peor fortuna. De éstos  solo el tiempo, la crítica y, sobre todo, el público lector, determinará quienes permanecerán, como ha venido ocurriendo siempre... Como suele ser habitual, no siempre los mejores son los que más trascendencia pública tienen", manifiesta esta poeta y narradora astorgana, que se siente marcada por la tierra que la viera nacer, y sobre todo por esas personas que han influido en su etapa formativa y que la acercaran al mundo de la literatura, al mundo del teatro. "Todo eso sucedió en Astorga. Por  lo que hoy soy lo que soy tras mi paso por ella. Aunque no sea precisamente allí donde más se conoce mi trabajo... 'Nadie es profeta en su tierra', y más aún si no se encaja en los esquemas mentales e ideológicos de quienes se consideran los padres de la cultura o del mundo literario", matiza Mercedes, que se siente sobre todo muy próxima a la Maragatería, el Bierzo y la Cabrera, cuyos paisajes le calman el alma y le ayudan a escribir, lugares a los que puede volver siempre, donde siente que están sus raíces y donde puede crecer.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario